Eika


Desde pequeña constantemente le pedía a mi padres un perro pero siempre me daban miles de excusas del porque no me complacían, excusas como que no estaba preparada para mantener y cuidar de uno. Me lo hacían saber con mil maneras como regalarme otros animales que tristemente no me duraban mucho y terminaban por ser enterrados en mi pequeño e improvisado cementerio de mascotas que tenia en el jardín de la casa, en ese entonces ya había comenzado mi fascinación con el terror y me copie la idea de Pet Sematary de Stephen King; junto a mi primo llegué a enterrar desde un pajarito hasta un conejo que solo me duro una semana, me llamaban Elmyra; pero a pesar de todo seguí deseando un perro y envidaba a cuanta persona viera en la calle con uno de estos. Ahora como cosa absurda recuerdo que en ese entonces también sufría de un inexplicable miedo a ellos.

Hace poco decidí que era hora de tachar esta frustración de la lista y agregar a mi familia un miembro mas, una pequeña que desde el momento que llegó a mi vida me ha enseñado que el amor que ella me da alivia cualquier mal momento, que solo espera pocas cosas de mi, mientras yo recibo cada día cariño sin medida de su parte. En siete meses comprendí que todo lo que decían mis padres era cierto, cuidar de ella es una gran responsabilidad pero no me arrepiento de haberla asumido, amo sus travesuras y como todas las mañanas me despierta esperando solo una caricia de buenos días.

"Hasta que no hayas amado a un animal, parte de tu alma estará dormida" Anatole France.

5 comentarios:

  1. Mis padres me ponen cien mil excusas para volver a tener un perro en casa (la perra que tenía se escapó y no volví a saber nada de ella :S), pero me gusta la frase que has puesto de Anatole France, el amor por una mascota que parece que no te entiende cuando ocurre todo lo contrario, es reconfortante.

    Un saludo desde http://retales-de-mis-noches-de-insomnio.blogspot.com.es/

    Me quedo por aquí :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Erika,
    Es muy tierno el amor incondicional que nos brindan los animales.
    Me alegro que superaras ese mal recuerdo infantil.
    Seguro que tu pequeña es muy feliz contigo.
    Opino igual que María Isabel, la frase de Anatole es muy bonito.
    Un abrazo Erika.

    ResponderEliminar
  3. Gracias chicos por sus comentarios. Un abrazo virtual a ustedes también

    ResponderEliminar
  4. Donde Fuking dejaste tu twitter??... este Blog a mis favoritos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alan, pues gracias por tu comentario en mi olvidado blog! mi Twitter es Akire_d Seguro ya te busco y sigo.

      Eliminar